es constitucional, no confundas

Lonko Juana Calfunao y Waikilaf Cadin, miembros del pueblo mapuche, fueron atacados por carabineros. / Créditos: Archivo fotográfico de la Lonko Juana Calfunao

Medios chilenos desinforman sobre las agresionas de la Policía al Pueblo Mapuche por la protección de su territorio

Medios de comunicación chilenos como La Tercera, Tele 13 y Emol han desinformado sobre las razones por las cuales la Lonko Juana Calfunao y su pueblo decidieron cerrar uno de los ingresos a su territorio e, incluso, señalaron que ellos atacaron a los efectivos policiales.

Publicado: 2017-02-03

IIDS/ Enero 2017.- Desde el sábado 28 de enero, la comunidad Juan Paillalef denunció que medios de comunicación chilenos como La Tercera, Teletrece y Emol han difundido información parcial y tergiversada sobre las agresiones que sufrieron miembros su comunidad al proteger su territorio del ingreso de civiles con armas de fuego. En esas noticias, la Lonko Juana Calfuano y su hijo Waikilaf Cadin son acusados de impedir el tránsito y de atacar a los carabineros (efectivos policiales). La comunidad denunció públicamente la «falta de respeto, el abuso de la fuerza pública y la violencia desproporcionada» por parte de los carabineros, pero, según relatan, los medios no dieron espacio a sus declaraciones y omiten que, durante el ataque, Waikilaf Cadin, hijo de la Lonko, recibió más de 30 perdigones.  

Lo que la comunidad se pregunta es por qué los carabineros recién actuaron cuando colocó un tronco para protegerse de los ataques de terceros y no durante la madrugada, cuando ésta fue atacada. Y es que, según relatan, la comunidad denunció que a las 11 de la noche, del día 27 de enero, una camioneta de civiles realizó disparos cuando se encontraban en un trawun (asamblea donde el pueblo mapuche toma decisiones) cuando sorpresivamente empezaron los disparos en dirección a la ruca (casa) de la Lonko Juana Calfunao. Adultos y niños se tiraron al piso para que no les alcance ningún disparo. Aquí, te contamos todo lo que pasó antes, durante y después del ataque a los mapuches.

Disparos con armas de fuego. Luego de las once de la noche del viernes 27 de enero, los mapuches de la comunidad Juan Paillalef llamaron a los carabineros para denunciar la presencia de personas extrañas que realizaban disparos en dirección a la casa de la Lonko Juana Calfunao. Sin embargo, los carabineros no atendieron sus denuncias. Horas después, a las 2 de la madrugada, la comunidad volvió a ser atacada. Es por ello que, en horas de la mañana, decidió, en base a su derecho consuetudinario, cortar un árbol de eucalipto para protegerse del ingreso de terceros a su territorio.

Los carabineros, enterados de esta decisión jurisdiccional, llegaron a la comunidad para sacar el eucalipto y la comunidad se opuso a ello; entre ellos, la Lonko Juana Calfunao, quien fue detenida violentamente. La acusaron por desórdenes públicos y en el traslado fue víctima de agresiones físicas y verbales. Juana identificó a uno de los agentes como el sargento O. Mora.

Luego de eso, Waikilaf Cadin, hijo de la Lonko, fue hacia el lugar de la detención con una caña (colihue) y, sin ninguna advertencia, los carabineros le dispararon más 30 perdigones en la pierna izquierda, quedando con lesiones graves. Él no fue auxiliado y, por sus propios medios, llegó a la casa de la Lonko y llamó a una ambulancia. Ésta llegó dos horas después junto con agentes del Grupo de Operaciones Policiales Especiales de los carabineros (GOPE). Waikilaf, lejos de ser auxiliado, fue detenido por homicidio frustrado por los carabineros.

Las detenciones de la Lonko Juana y su hijo fueron noticia para diversos medios de comunicación chilenos, que tergiversaron la información y señalaron que se trataba de personas que obstaculizaron un camino público y que agredieron a carabineros. Incluso, los diarios La Tercera y Tele Trece señalaron que Waikilaf intentó agredir a un funcionario con un machete. Y omitieron dar cuenta de que el Estado chileno no solo no había protegido ni garantizado la vida e integridad de dos beneficiarios de una Medida Cautelar otorgada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, sino que también incumplieron un mandato internacional.

Desde el Instituto Internacional de Derecho y Sociedad (IIDS), nos unimos al pedido de la comunidad Juan Paillalef y solicitamos que el Estado Chileno cumpla con un mandato internacional y proteja, de manera efectiva, la vida e integridad de la familia de la Lonko Juana; y, sobre los últimos hechos, identifique, investigue y sancione a todos los responsables de los ataques y lesiones de las que han sido víctimas Juana, su hijo y la comunidad. Finalmente, hacemos un llamado a los medios de comunicación para que, en cumplimiento del principio a la pluralidad de la información que rige a todos los medios, no desinformen a la comunidad nacional e internacional y menos si hablamos de un pueblo indígena que, en uso de su libre determinación, toma decisiones para defender y proteger su territorio.

Mayor información:

- IIDS/IILS: www.derechoysociedad.org, prensaiids@derechoysociedad.org

Jr. Nazca 458, Of. 101, Jesús María, Lima 11, Tel. (51-1) 330 - 9139.


Escrito por

ALERTANET

Medio de información del IIDS que da cuenta de casos de litigio estratégico en derechos indígenas y otros derechos humanos colectivos.


Publicado en