tiene buena memoria

Reunión entre las rondas campesinas de Cajamarca y el Grupo de Trabajo de Empresas y Derechos Humanos de la ONU / Créditos: Archivo fotográfico del IIDS

Rondas Campesinas de Cajamarca se reúnen con Grupo de Trabajo de Naciones Unidas

El Grupo de Trabajo también se reunió en Lima con la Federación de la Nacionalidad Achuar del Pastaza-FENAP, representantes de la CUNARCP y del Pacto de Unidad. El Instituto Internacional de Derecho y Sociedad-IIDS estuvo a cargo de la representación legal, tanto en Lima como en Cajamarca.

Publicado: 2017-08-02

IIDS/ Julio 2017.- Del 10 al 19 de julio de 2017, el Grupo de Trabajo de Empresas y Derechos Humanos de Naciones Unidas estuvo por primera vez de misión en Perú, con el fin de reunirse con pueblos indígenas, ONGs y otros actores de la sociedad civil, tanto en Lima como en Cajamarca, Loreto, Cusco y Apurímac, en donde visitarán los lugares afectados. La comisión del Grupo de Trabajo de la ONU estuvo representada por su Presidente, Michael Addo, y el miembro Dante Pesce, de la misma delegación.   

Reunión con pueblos indígenas y sociedad civil en Lima

En Lima, la reunión se llevó a cabo en la Sede de Naciones Unidas en Perú, en el Complejo Javier Pérez de Cuellar, el día lunes 10 de julio de 2017.

El IIDS participó junto al Pacto de Unidad de organizaciones indígenas nacionales, representado por Ketty Marcelo (ONAMIAP); la Federación de la Nacionalidad Achuar del Pastaza-FENAP, representada por su presidente, Jeremías Petsein, junto a otros dos miembros de la Junta Directiva; y la Central Única de Rondas Campesinas-CUNARCP. De parte del IIDS estuvieron presentes Soraya Yrigoyen Fajardo, presidenta; las abogadas, Raquel Yrigoyen Fajardo, Zulma Villa Vílchez y Rocío Trujillo; así como, Briggitte Jara, asistenta legal.

Entre lo que se dio a conocer al Grupo de Trabajo estuvo la falta de institucionalidad indígena. Esto fue denunciado por la representante del Pacto de Unidad, quien informo que existe un Grupo de Trabajo Indígena donde participan, mas no tienen poder de decisión. Además, el Pacto de Unidad solicitó al Grupo de Trabajo que recomiende al Estado peruano a cambiar la pregunta de autoidentificación étnica del Censo Nacional 2017, pues esta incluye categorías como «mestizo» y «blanco», opciones que racializan la pregunta y que no ayudan a visibilizar a los pueblos indígenas y afrodescendientes, contraviniendo así las recomendaciones de la CEPAL (Comisión Económica para América Latina y el Caribe). A este pedido se unió Soraya Yrigoyen Fajardo.

Consejo directivo de la Federación de la Nacionalidad Achuar del Perú, miembros del Instituto Internacional de Derecho y Sociedad y los representantes del Grupo de Trabajo de la ONU / Créditos: Archivo Fotográfico del IIDS

Entre otros temas denunciados ante el Grupo de trabajo estuvieron: los impactos que generan las actividades extractivas en territorios indígenas (tal es el caso de la comunidad nativa Tres Islas, donde las autoridades no aplican aún la sentencia ganada ante el Tribunal Constitucional, a pesar de los integrantes de esta comunidad continúan siendo contaminados por mercurio, denunciado por la abogada Rocío Trujillo ); la falta de la aplicación de la consulta previa y consentimiento ante proyectos extractivos, además de la necesidad de que se declare la nulidad de las concesiones mineras o los contratos de licencia de lotes petroleros, esto último fue solicitado por la FENAP y su asesora legal, Raquel Yrigoyen F. También, se señaló sobre la criminalización de líderes/as indígenas por ejercer sus funciones jurisdiccionales cuando protegen sus territorios de proyectos extractivos de la Central Única Nacional de Rondas Campesinas del Perú (CUNARC-P). 

Grupo de Trabajo de la ONU en Cajamarca

El día jueves 13 de julio de 2017, se reunieron las delegaciones de ronderos y comuneros de las Rondas Campesinas y Comunidades Campesinas de la Región Cajamarca con el Grupo de Trabajo de Naciones Unidas (ONU). El tema de la reunión fue Empresas y Derechos Humanos y se llevó a cabo en el auditorio de la sede del Gobierno Regional de Cajamarca. El evento fue coordinado y contó con la asesoría técnica del Instituto Internacional de Derecho y Sociedad (IIDS), del cual estuvieron presentes la Dra. Soraya Yrigoyen Fajardo y Yanira Valdez, asistencia legal. La reunión también contó con la participación del Gobernador Regional, Porfirio Vásquez Medina; el ex -Presidente de la Central Única de Rondas Campesinas del Perú (CUNARC-P), Ydelso Hernández; y el actual Presidente de la Federación Regional de Rondas Campesinas, Urbanas e indígenas de Cajamarca, Carlos Sánchez Terrones.

Luego de las palabras de bienvenida, se dio la presentación de los informes de las Rondas al Grupo de Trabajo de Empresas y Derechos Humanos respecto de los impactos de los megaproyectos que se desarrollan en sus territorios (tales son los casos de Tantahuatay- Coymolache, Goldfiels, Conga, Yanacocha, entre otros). En todos los casos presentados, se pudieron observar los impactos sobre la vida e integridad individual y colectiva por las actividades extractivas. Así mismo, se constató que ninguno de dichos proyectos contó con la consulta y consentimiento previo, libre e informado, a pesar de que todos los ronderos y comuneros se autoidentificaron como pueblos originarios (en ese sentido los amparan los derechos mencionados).

Se identificó también que el Estado da concesiones mineras sin cumplir con los derechos de consulta, consentimiento previo, libre e informado y la empresa tampoco exige que el Estado le de las concesiones cumpliendo dichos derechos. A esto se añade que algunas empresas niegan que en Cajamarca haya pueblos originarios, por lo que dichas empresas también son responsables de la omisión del cumplimiento de dichos derechos.

Posteriormente a la reunión, las rondas campesinas presentes firmaron una declaración de los pueblos originarios, rondas campesinas y comunidades campesinas, en la cual reafirmaron identidad ancestral, como descendientes de pueblos originarios, con los derechos que les corresponden, como es el caso de las funciones jurisdiccionales que poseen conforme al Convenio 169 de la OIT, la Constitución Política, en su artículo 149, la ley de rondas campesinas (Ley N.º 27908) y el acuerdo plenario Acuerdo Plenario N°01-2009/CJ-116.

Finalmente, y por todo ello, las rondas saludaron también la Ordenanza No. 010-2016-GR.CAJ-CR, del Gobierno Regional de Cajamarca, en la que declara que en dicha región existen Pueblos Originarios, Comunidades Campesinas, Comunidades Nativas, Rondas Campesinas y Pueblos Ancestrales. Las rondas se reafirmaron como autoridades indígenas porque ejercen funciones jurisdiccionales, por lo que reconocieron, además, que están siendo criminalizadas: perseguidas y procesadas. En ese sentido rechazaron rotundamente la sentencia que se dio esa mañana a los ronderos Víctor Huamán, Wilson Cueva y al comunicador social indígena, César Estrada, porque han sido condenados por ser autoridades ronderas indígenas en el ejercicio de sus funciones jurisdiccionales defendiendo sus territorios.

Mayor información:

- IIDS/IILS: www.derechoysociedad.org, prensaiids@derechoysociedad.org

Jr. Nazca 458, Of. 101, Jesús María, Lima 11, Tel. (51-1) 330 - 9139.


Escrito por

ALERTANET

Medio de información del IIDS que da cuenta de casos de litigio estratégico en derechos indígenas y otros derechos humanos colectivos.


Publicado en